19 Febrero 2018
Investigación sobre plantas antárticas favorecerá recuperación de especies dañadas por cambio climático

Estudiantes de postgrado de la Universidad de Talca viajaron hasta la Antártica para realizar el estudio que permitirá obtener valiosa información para la recuperación de especies afectas por fenómenos como la sequía.

Conocer el desarrollo de la flora antártica y a partir de su evolución identificar elementos que sirvan para favorecer la recuperación de especies afectadas por el cambio climático, como por ejemplo el Ruil, en la región del Maule, es el objetivo del trabajo que realizan investigadores del Laboratorio de Ecología Vegetal del Instituto de Ciencias Biológicas (ICB) de la Universidad de Talca (UTALCA).

Según explicó el director de la entidad, Marco Molina, el trabajo es realizado por 14 profesionales entre investigadores post-doctorales, asistentes, además de estudiantes de pre y posgrado, que se encuentran divididos en tres grupos, cada uno a cargo de un proyecto relacionado con la temática.

“El primero pretende comprender la historia evolutiva de la flora antártica para dilucidar si la biodiversidad actual es producto de recientes colonizaciones o permanecieron en refugios climáticos durante la última glaciación. Para este proyecto fueron 3 investigadores en conjunto con 3 investigadores del British Antarctic Survey (Reino Unido)”, explicó.

“Los otros dos están dedicados a bio-prospectar recursos microbianos antárticos con potencial uso en el sector agrícola y para planes de restauración ecológicas de especies vulnerables o en peligro de extinción como el Ruíl, especie emblemática de nuestra región. Para estos últimos dos proyectos participaron 5 investigadores de mi grupo”, agregó Molina.

IMPACTO

El director del ICB añadió que el desarrollo de la investigación científica en la Antártica no solo refleja los decididos esfuerzos realizados por la UTALCA para posicionarse entre las universidades complejas con investigación de alto nivel, sino que, además, tendrá un notable impacto a nivel regional.

“La Región del Maule es claramente agrícola y nuestra investigación permitirá darle un valor agregado al desarrollo de diferentes cultivos mediante la simbiosis funcional con microorganismos antárticos, confiriendo un ahorro para la producción y un aumento en la tolerancia ambiental. Ambos aspectos muy deseados bajo un escenario de cambio climático global severo como el predicho para la zona, donde la disminución de las precipitaciones llevará a una profunda desertificación”, expresó.

Molina también indico que los primeros resultados obtenidos de estos proyectos permiten vislumbrar que la inoculación de especies arbóreas nativas como el Ruil con hongos antárticos mejora la supervivencia y acelera su crecimiento. “Lo que, por un lado, podría ser una alternativa para ayudar a su conservación y, por otro, una estrategia efectiva para su restauración post catástrofes como los incendios experimentados en el último tiempo”, comentó.